Antonio Medina Guevara - Página de mis trabajos literarios
Antonio Medina Guevara - Página de mis trabajos literarios 

300 años de Los Papeles de Zújar                1713 / 1717   - 2017 

La mejor obra de teatro popular religioso de Moros y Cristainos de cuantas se conocen, digna de la mejor pluma del Siglo de Oro Español.  

Datos muy importantes relativos a nuestras Fiestas:

La celebración de la fiesta subiendo al cerro Jabalcón consta desde 1611, o sea: que nuestra romería es quizá la más antigua del Reino de Granada, con más de 4 siglos de historia.

El primer testimonio escrito del que disponemos sobre la ermita se remonta a 1630. Consolidado el santuario en 1633, la fiesta va creciendo en fama y esplendor hasta que se opera la simbiosis del patronazgo con la representación de Moros y Cristianos. El último sábado de abril se subía la Virgen al Cerro, durando la celebración hasta el martes siguiente hasta 1778 que, por prohibiciones reales y eclesiásticas, la Imagen es subida el domingo y el sábado se baja a la Virgen del camarín.

Los ‘Papeles de Zújar’ son el original, único y auténtico ´Drama Místico en Honor a nuestra Sra. la Virgen de la Cabeza de Zújar’ de lo que se viene representando en esta villa desde el 1713 – 1718 a nuestros días.

De esta representación tan antigua, solamente queda la primera edición impresa por el obispado de Guadix-Baza, que se editó para celebrar la Coronación Canónica de la Imagen de Nuestra Señora la Virgen de la Cabeza de Zújar el día 24 de abril de 1926, por el obispo D. Ángel Marquina Corrales.

Por su singularidad, calidad y belleza, después fueron adaptados en otros lugares (principalmente de la provincia de Granada) y adoptados literalmente por Benamaurel para sus fiestas (según parece constar) por un párroco venido de Zújar a principios del siglo XX. (Fecha que puede coincidir con esa edición impresa)

Es por esto que Los Papeles en su nacimiento son patrimonio exclusivo de Zújar y que posteriormente fueron compartidos a su modo por otros lugares, pero que en ningún otra representación tienen la importancia histórica de tres siglos, como es en nuestro caso.

 

(Lo que sigue es del blog de Elisa Sampelayo).

"Quédense estos papeles de Moros y Cristianos en esta tierra de Zújar,
porque son vuestros y para vosotros los hice;
más sirva de conciliación y no de afrenta
cuando otros pueblos en préstamo os lo pidan .
Sabed siempre que son vuestros y con honra los prestareis."

 

 

 

La Fiestas de Zújar, junto a las de Benamaurel y Cúllar reciben el Premio de Turismo de Granada a las Fiestas de Moros y Cristianos 

La Virgen de la Cabeza. Patrona de Zújar

.... El relato de la leyenda de la Virgen de la Cabeza, patrona de Zújar, constituye en sí toda una narración hermosamente elaborada y literariamente más compleja que la mayoría de las leyendas al uso.

Cuenta la historia que entre los cristianos que, a la expulsión de los moriscos, poblaron la villa de Zújar, figuraba un cirujano llamado Miguel de Martos, casado con Isabel de Alcalá, vecinos ambos de Quesada y de familia distinguida, como lo prueba la preeminencia de que el dicho Martos disfrutaba de llevar una vara del palio cuando salía en público el Santísimo sacramento,honor que sólo era en aquellos tiempos reservado a los que tenían este privilegio, heredado de sus mayores. Entre otros bienes que por el repartimiento se concedieron a este matrimonio, figuraba una casa situada en la plaza, frente a la puerta principal de la iglesia parroquial, lindante con la rambla y contigua al puente que desde la nombrada plaza daba paso a la arruinada alcazaba. Muerto el cirujano Miguel de Martos, siguió habitando la casa su viuda Isabel de Alcalá, en compañía de sus hijos Miguel y Matías y su nieto Bartolomé, hijo de éste.

Una noche llegó a Zújar un venerable anciano en traje y aspecto de ermitaño, que llevaba bajo su brazo una pequeña caja o arqueta de madera.

Cansado de la larga caminata que, según dijo, llevaba, solicitó albergue en distintas casas de la población, sin obtener otra cosa que un frío “¡Dios le ampare!” o una seca negativa, hasta que llamando a la puerta de la vivienda de la familia Martos, ésta le fue inmediatamente franqueada por su caritativa dueña. Habiendo cenado los moradores de la hospitalaria vivienda, sin lograr que aquel desconocido les acompañase en su colación, descubrió éste el cofrecito de que era portador y les mostró con mucha veneración una pequeña y primorosa imagen tallada, que representaba a la Santísima Virgen, con el Divino Niño en sus brazos y a la cual dio el peregrino el título de Nuestra Señora de la Cabeza.

A ruegos del mismo, preparó la hospitalaria viuda un pequeño altar en una habitación que había designado para que el forastero pasase la noche; y habiendo colocado en él la imagen, alumbrada por dos velas, rezó toda la familia ante ella el Santo Rosario con extraordinaria devoción, conmovidos por la solemnidad del momento, la belleza de la escultura y el ejemplo y aspecto venerable del misterioso desconocido. Hasta aquí, el hecho nada tiene de extraordinario ni sobrenatural: pero sí las circunstancias que siguen. Se retiraron todos a descansar, después de terminada la piadosa oración y de manifestar el caminante que al amanecer reanudaría su interrumpido viaje.

A la mañana siguiente, habiéndose levantado los moradores de la casa y viendo que el pasajero no daba muestras de aparecer, llamaron repetidas veces a la puerta de su habitación y nadie les contestó, lo que grandemente llamó la atención, puesto que las puertas aún se mantenían cerradas y no había indicio alguno de que el desconocido se hubiese marchado. Intrigados por ello, llamaron a algunos vecinos, temiéndose algún mal suceso, y forzaron la puerta que permanecía cerrada por el interior. El asombro llenó a todos al abrir la puerta. La cama en que el desconocido debía haber pasado la noche se hallaba intacta; en la habitación no quedaba vestigio alguno del misterioso huésped, y sobre el improvisado altar aún estaba la imagen de Nuestra Señora, alumbrada por los mismos dos cirios, que, como si en aquel preciso momento hubiesen sido encendidos, no se había de ellos consumido ni la más mínima porción.

Del libro de José Antonio Peinado Guzmán "Las leyendas de apariciones de imágenes en el entorno granadino como ejemplo de patrimonio cultural inmaterial"

Fiestas 2.012
El Día del Angel, nuestro patrón. Octubre de 2012

El Santo Angel, el día 2 de octubre con el Jabalcón al fondo.

Fiestas 2.012
fiestas 2.012

Fiestas en honor a la Virgen de la Cabeza

Fiestas de Zújar (Granada)

 

Destaca la Romería, el último domingo de Abril, a la Ermita del Cerro Jabalcón, situada en la cumbre del Cerro Jabalcón, lo que permite disfrutar de la excepcional panorámica que desde el mirador se contempla y la Representación de Moros y Cristianos: Cautiverio y Rescate de Ntra. Sra. de la Cabeza de Zújar. 

Zújar conserva algunas tradiciones muy peculiares, sobre todo las fiestas patronales de Moros y Cristianos en honor a la Virgen de la Cabeza. Con más de 400 años de antigüedad han sido declaradas de Interés Turístico Nacional[1]

 

Cautiverio:

Tiene lugar en la Plaza Mayor, el domingo, después de la romería y procesión hasta la Plaza

Rescate:

Tiene lugar en Capallón, el lunes, al finalizar la procesión desde la Iglesia hasta Capallón.

Se celebran a partir del último sábado de abril ... Desde hace más de 400 años.

Libro: "La representación de Moros y Cristianos" en honor de la Virgen de la Cabeza, del historiador de la villa de Zújar e integrante de AEAGRA Don Francisco Arredondo Arredondo ... Además de muy amigo.

El día de "La rosca"

El santo patrón de la villa

En el día del Santo Ángel, se reparten miles de roscas de pan para todos los asistentes... y también para los que están fuera.

La "cremada del Dimoni" la fiesta de mi otro "pueblo" : Badalona

 

Sobre mí como autor.

 

Nací en Zújar (1952, Granada, España) y estoy afincado en Badalona. Autor de novela y cuento con títulos publicados en España, Colombia, México y USA.

 

Soy co-fundador de AEAGRA

(Asociación de Escritores del Altiplano de Granada y Pozo Alcón (Jaén) y colaborador del Centro Andaluz de las Letras de la Junta de Andalucía.

 

Finalista en el premio Azorín de novela 2012 de la editorial Planeta y la Diputación de Alicante con la novela “Al lado de tierra santa”  Número uno en ventas en todo el mundo de la editorial Umbriel (Urano) en formato electrónico.

 

Finalista en el premio Hispania de novela histórica 2013 con la novela “Te esperaré en la Alcazaba”

 

Diploma de la fundación literaria Argentina Internacional por el trabajo “El último viaje de mi amigo”

 

VII  Premio de Cartas de amor de la biblioteca de Cúllar (Granada) 

 

Desde hace años que escribo historias y novelas para mis hijos de los que algunos se han publicado y otros quedan por ahí...

 

 

Un poco más sobre mí:

 

Entré al colegio público a los 7 años.

 

Mi niñez, a pesar de los míseros tiempos que corrían, fue perfecta. Mis primeros andares por la vida no pudieron ser mejores pues, aunque nada teníamos, apenas nada necesitábamos. Además allí teníamos campo, naturaleza y, sobre todo, libertad.

 

A los 11 años, después de acabar los estudios primarios y lo que entonces llamábamos "el ingreso" en un curso doble, gracias a don Juan Olivér Pérez, mi gran referencia de maestro que fue el que me preparó para examinarme (gratis) junto a varios cientos de casos similares de la comarca de Baza. Dos conseguimos plaza de internados en un colegio de Granada y,  mediante sendas becas con que el régimen de entonces premiaba así a unos pocos privilegiados, me fui a estudiar a la capital.

 

Y empecé bachillerato en Granada.

 

Más tarde, a final del año 66 y por motivos familiares, nos fuimos a vivir a Barcelona toda la familia. Sin embargo nunca me despegué de mi tierra y, ahora, que tengo más tiempo libre, vivo casi con un pie en cada sitio. En Barcelona compaginé trabajo y estudios, dirigí de joven alguna empresa, después fundé una sociedad mayorista en el gremio eléctrico y posteriormente fui constructor de edificios, que acabó esta funesta crisis que padecemos actualmente.

 

Me considero admirador de los escritores de las generaciones del 27 y del 98, lo que parece ser que se refleja un poco en mis textos.

 

Empecé a escribir tardíamente, pues nunca antes dispuse de tiempo, pero de manera casi casual y en un momento delicado, escribí una novela para mi hija María del Mar en un cumpleaños suyo y desde entonces repito cada año.

 

Actualmente espero el momento de poder jubilarme para dedicarme por completo a mis cosas: la escritura y el campo.

 

(Aunque creo que al ver como pagan a los que hemos trabajado toda una vida, me parece que empezaré a adelgazar cuando eso llegue)

 

 

 

Actividades de AEAGRA
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Antonio Medina Guevara